octubre 12, 2012

Y que se nos pasa el cuatro

Érase una vez un chico llamado Damián, que decidió que estaba harto de tener que repetir y repetir y repetir ciertas historias, o explicar ciertos conceptos y filosofías cada vez que alguien le preguntaba su opinión respecto a algo. O simplemente le sucedía que al querer expresar algunas de sus ideas se daba cuenta de que ya antes las había puesto en palabras en alguna otra situación.

Entonces pensó que bien podría empezar un blog, para ir vaciando todas esas cosas por escrito. De esa forma podría ser un gran vago y simplemente hacer copy+paste cada vez que quisiera compartir algo, en lugar de tener que redactarlo una y otra y otra vez.

Además, hay que decir que se trataba de un joven con mucho que expresar y mucho que meditar respecto a la vida, el amor, el sexo y la felicidad, entre muchos otros temas. Y qué mejor que aterrizarlos por escrito, para ordenar sus ideas y conocerse un poco más a sí mismo.

Pues bien... El mes pasado se cumplieron cuatro años desde el inicio de esa interesante aventura digital.

Aventura iniciada por un Damián mucho más joven, inmaduro, inexperto e impaciente, que tenía ganas de comerse al mundo a mordidas, pero no sabía por dónde empezar.

Y he aquí que a la fecha este blog sigue siendo una herramienta fundamental, que me ha facilitado treméndamente la vida, me ha permitido expresar ciertas cosas que necesitaba decir de la mejor manera y me ha ayudado a comprobar que un medio tan frío y distante como es el internet tiene la capacidad de convertirse en un reflejo bastante fidedigno del corazón, la mente y el espíritu de una persona.

Claro, para aquellos que han aprendido a leer entre líneas y a no sacar las cosas de su contexto particular.

He aquí que en estos 4 años hemos hablado de bastantes cosas. Y aún quedan bastantes por decir.

Porque a pesar de que los últimos meses este pobre blog ha quedado bastante abandonado, eso no quiere decir que no ocupe un lugar importante en mi vida. Sigue y seguirá siendo una herramienta treméndamente genial para poder expresarme y comunicar mis ideas, valores, filosofías, opiniones y sentimientos.

Porque, les guste o no, esto sigue siendo sólo el comienzo de la historia. Bienvenidos a la boca del lobo.

1 comentarios:

Manuel Alvarez dijo...

Felicidades, el ejercicio de escribir y publicar es un gusto que pocos nos damos. Sigue así!!!!

La Guarida del Lobo © 2008
Original Template by: SkinCorner