octubre 05, 2010

Sentimiento de Culpa

¿Para qué sirve la culpa? Siendo realistas, de muy poco. De hecho, prácticamente de nada. No soluciona nada, no repara nada, no previene nada. (Siendo pragmáticos, la gente pasa más tiempo sufriendo por la culpa que realmente actuando para redimir sus errores.)

¿Entonces? ¿Por qué la gente se siente culpable de las cosas?

En general podemos hecharle la culpa a nuestra sociedad. Aún venimos cargando una herencia de la mentalidad católica medieval, donde prácticamente todo lo "placentero" estaba mal, era pecado. "A Dios todopoderoso confieso que he pecado de palabra, obra y pensamiento." Sip, hasta pensar era pecado. Entonces, como todos somos pecadores hay que sentirse mal, fustigarse y sufrir por nuestra inevitable perdición. Quizá si sufres lo suficiente Dios se apiade de tu alma y te de una pequeña oportunidad de perdón.

Y no, no estoy exagerando. Más o menos así es como veían las cosas antes. Y no demasiado antes (pregúntenle a las abuelas).

Bueno, pero ¿eso de qué nos sirve? ¿No se supone que ya hemos dejado todo eso atrás, y somos individuos modernos, liberados y mucho menos fanáticos? Pues si, pero las cicatrices siguen ahí.

Y no deja de ser un paradigma que adoptamos por nuestra propia conveniencia sin cuestionarlo ni analizarlo mucho. Si, dije "conveniencia".

Verán, yo tengo una pequeña teoría al respecto. La gente siente culpa porque (en el fondo, inconcientemente) desea sentirla. Porque obtiene una especie de paliativo cómodo y seguro que volver su zona de confort.

Digamos que lo puedo resumir así: sientes culpa para poder darte permiso de "portarte mal".

Te portas mal. Haces algo "contra tus principios", pero que en el fondo te da satisfacción de algún tipo. Pero actuaste mal. ¡Oh, no! Pero espera, no te preocupes. Si después te sientes mal por haberlo hecho, ya no estás tan mal. Al arrepentirte y sentirte mal ya estás pagando parte de tu penitencia, con lo que eventualmente te darán el perdón.

Lo más irónico es que de esta forma uno de ser el pecador se convierte en la pobre víctima. "Mira cómo sufro, me remuerde la conciencia y la culpa me carcome por dentro." Y entonces, viendo para atrás, quizá aquello que hice "mal" no se vea tan grave como pensabamos...

Claro, lo peor del caso es que por lo general esa culpa no es para obtener el perdón verdadero de Dios. En realidad se trata de no ser castigados por la sociedad. Es una justificación de nuestras propias acciones.

Y no deja de ser una pobre excusa para evadir la responsabilidad sobre nuestras propias decisiones. Fuimos nosotros los que elegimos "actuar mal", y ahora no queremos aceptar que así fue. No, fueron mis impulsos, mis debilidades, mi "maldad". No yo. Pobre de mí, que soy débil e infeliz.

Ah, pero eso sí. Sabías en qué te metías desde el principio. Sabías que estabas actuando "mal", pero en ese momento no te importó. ¿Para qué? Si para eso después podré sentirme culpable y asunto arreglado.

O sea, no existía la posibilidad de decir "no, eso es malo, y mejor no lo haré". ¡Listo! La perfecta solución para no sentir culpa después. Ahhhh, pero no. En realidad no es eso lo que queremos.

¡Diablos! Tan fácil que sería olvidarnos de toda esa moralina, sufrimiento inútil y sencillamente aceptarnos a nosotros mismos. "Si, eso es lo que quiero hacer, ¿y qué? Si está bien o mal, eso lo sabré yo mejor que nadie. Que me juzguen lo que quieran, pues ni siquiera conocen mi contexto completo." Vamos, que incluso si quieren meter a Dios en esto, según su propio Libro sólo él es capaz de juzgar a la gente. Y creo que él, siendo omnisciente, tiene un contexto bastante más completo y no se preocupará por nuestros "pequeños" pecados... O en dado caso él (y sólo él) sabrá cuál es el castigo que verdaderamente merecemos. (Y eso que comunmente predican que él es todo amor, perdón y entendimiento...)

En fin... ¿Para qué sirve la culpa? De poco. Como una manera de "pecar" sin hacerse responsable de las decisiones. Para no tener que dejar de hacer lo que queremos, pero sin enfrentarnos a nosotros mismos (y a la sociedad) para decir "Si, lo hago porque quiero. ¿Y?"

¿No sería más fácil aceptar que es nuestra decisión y afrontar las consecuencias? ¿Así, sin culpas ni sufrimientos? ¿Sólamente hacer aquello de lo que después no nos vayamos a arrepentir? ¿Y si verdaderamente lo que queremos hacer no es bueno y puede dañar a otros (o a nosotros mismos), y entonces básicamente aceptamos NO HACERLO desde el principio?

Pero claro. Ya ahogado el niño...

6 comentarios:

Montserrat dijo...

Existe una definición para la gente que no siente culpa: Psicópata. La falta de culpa lleva a razonamientos incompletos sobre lo que está bien o mal. Me gusta sentir culpa, porque significa que me funcionan los frenos. OJO, no me gusta causarme culpa; pero el haberla experimentado es la guía para evitar cagarla de nuevo.

Por otro lado, tu teoría de la culpa es la que ocupan los fanáticos cristianos como mi tío el que folla niños. "Oh no, ya violé a un niño, pero me arrepentiré y Jesús me enviará al Cielo". Conveniente, ¿no? Jaja.

Lobo Gris dijo...

Técnicamente, no.

Psicópata es el que no tiene conciencia. El que no puede diferenciar entre el bien y el mal.

No necesitas sentir culpa para saber (a priori) que lo que harás está mal, o que lo que hiciste lo estuvo. Y la conciencia de eso te puede detener, sientas culpa o no. Digamos que el miedo a la culpa no es el único freno posible.

Y en dado caso podemos hablar de un Sociópata (que sí diferencía lo bueno de lo malo, pero aún así prefiere hacer lo malo).

Y sí. Esos fanáticos cristianos son los que más mal me caen.

Montserrat dijo...

Para esos tipos es necesaria la culpa para obtener el perdón divino, y para tener culpa hay que pecar...¡y a lo cabrón! Jaja.

Tecnicismos aparte...Tu definición de psicópata es incorrecta. Pero bueno, el punto es: ¿Cómo puedes saber "a priori" lo que está bien o mal si eres incapaz de sentir culpa y/o empatía? No puedes construir tu conciencia con puros razonamientos; se necesitan sentimientos.

Por ejemplo, para algunas personas está bien estafar a millones de necesitados o destruir la selva tropical si eso genera ganancias para comprarse pendejadas mundanas. Lógico, ¿no? ¿Qué importa el mundo si no hay culpa? Podría demostrar eso con unos prácticos dibujitos. Pero será en otra ocasión porque tengo mucha hambre, luego te leo Lobo.

Lobo Gris dijo...

Ojo. Culpa no es lo mismo que empatía.

Yo aquí a lo que me estoy refiriendo con "culpa" es ese sentimiento aislado en que una persona se victimiza, se "siente mal" por lo que según él está mal, y en general eso le sirve a) para evitar volver a hacerlo en el futuro, o b) como "eximación" de sus pecados.

Empatía, por el otro lado, significa que eres capaz de sentir y relacionarte con lo que está afectando a otras personas. Y entonces sí, puedes saber desde antes qué es lo que está mal o bien. O usar el sentido común, básicamente.

Como decía. La culpa no es el único freno que existe. Un mundo sin empatía me preocuparía mucho más.

(Ah, y técnicamente psicópata es el que es incapaz de sentir ni culpa ni empatía, y por eso no distingue instintivamente lo bueno de lo malo. Vamos, que puede entenderlo racionalmente, pero no le hará sentir nada ni lo motivará a nada.)

mortdoucelis dijo...

Wow! que apasionados! pues dejaré de lado al psicópata porque en realidad ni se arrepiente, su aplanamiento emocional lo deja fuera de este dilema de la culpa.
Al sociópata también porque no siente culpa, más bien disfruta romper reglas morales y más si infringen a terceros.

Creo que el post se enfoca a personas en su mayoría Neuróticas, que renuncian a cierto goce "prohibido" en función de un goce digamos "legal" o "permitido".
(los términos 'prohibido' y 'legal' se definen en función a las experiencias aprendidas desde la infancia...son subjetivas) O sea, la renuncia es el momento en que te arrepientes y el goce es la culpa.
Creo que la Culpa tiene ganancias secundarias, entre más reprimido más gozas esa culpa.Como que te alivia un poco esa ansiedad que genera lo mucho que lo disfrutaste.

Coincido contigo Lobo, en que la culpa también te victimiza; o sea te permite dejar de ser "tan responsable" de tus propios actos...

Acá entre nos, soy 1 persona que siente mucha culpa, sin embargo hoy mi proceso psicoanalítico me estorba! porque ya no puedo sentir esa culpa! Fui consciente de mis actos, lo elegí y lo hice: no podría sentir culpa de algo que quise y que no afectó a terceros. Ahora que si sí resultaron afectados terceros, en vez de culpa debería responsabilizarme de "pedir perdón" o sea, aceptar la cagué y transmitirlo al otro...ese ya es otro pedo...

Ya me hice bolas! jajaja! pero buen blog...buenos comentarios...me hicieron pensar...

Lobo Gris dijo...

Jo! Debería publicar más posts de este tipo. Estos sí causan más polémica y comentarios. XD

Ese es mi punto de quejarme de la culpa. La gente pasa más tiempo "sufriendo" que actuando. Es más la culpa que la intención (y el esfuerzo) de reparar aquello que podamos haber hecho mal. ¿Por qué no en lugar de sufrir, llorar y culparte de que por tu culpa se cayó el niño, le lanzas una cuerda y, para variar, lo sacas primero del pozo?

La Guarida del Lobo © 2008
Original Template by: SkinCorner